Directivos de Las Águilas del Cibao dicen deuda de 30 millones con CORAASAN es responsabilidad del Ministerio de Deportes. Directivos de Las Águilas del Cibao dicen deuda de 30 millones con CORAASAN es responsabilidad del Ministerio de Deportes.
Por Marcelo Peralta. Santiago, R.D.- El consejo directivo de las Águilas Cibaeña, aseguró este miércoles que la deuda de 30 millones de pesos por... Directivos de Las Águilas del Cibao dicen deuda de 30 millones con CORAASAN es responsabilidad del Ministerio de Deportes.

Por Marcelo Peralta.

Santiago, R.D.- El consejo directivo de las Águilas Cibaeña, aseguró este miércoles que la deuda de 30 millones de pesos por concepto de diez años de servicios de agua suministrada por la Corporación del Acueducto de Santiago es compromiso del Ministerio de Deportes.

Dicen los directivos aguiluchos que tras un análisis de la situación, el Ministerio de Deportes mantiene una deuda vieja, que acumula mora, consumida por varias entidades deportivas que habitan en el Estadio Cibao.

Confirmaron que las oficinas administrativas del Ministerio de Deportes, Educación Física y Recreación –MIDEREC- usan el servicio de agua y no la pagan, al igual que varias asociaciones deportivas.

El Gerente General de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN), ingeniero Silvio Durán; el Director Comercial Jesús Fadul y por la directiva de Las Águilas Cibaeñas Winston Chilote Llenas y el administrador del Estadio Cibao Wilfredo Parra se pusieron de acuerdo para el protocolo y redactar un documento que exija al Ministerio de Deporte que dirige Danilo Díaz honrar ese compromiso.

El escándalo estalló a la luz pública porque el Director Comercial de CORAASAN, Jesús Fadul hizo la denuncia de que el Estadio Cibao debía 30 millones de pesos por concepto de diez años dejado sin pagar “un chele” por el servicio prestado.

Cesar Junion

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CLOSE
CLOSE